A lo que el ojo no le da importancia

Al más puro estilo lo que el ojo no ve, voy a inaugurar una sección nueva para los lunes por la noche en el blog sobre detalles muy especiales que pueda ver en los periódicos o en las imágenes televisivas sobre el fin de semana deportivo y las voy a resumir en unas frases cortas para no alargarme mucho, como hago siempre. Eso sí al final de nuevo muchas y muchas letras y letras. Me encanta.

BALONCESTO:

Las pobladas barbas de Spanoulis y Antic superaron a las de Sergio Rodríguez y Felipe Reyes. Vassilis no había anotado en la primera parte. Metió 22 puntos en la segunda y con ello sumó su tercer MVP en una Final Four y tres títulos en tres participaciones. Pleno. Cien por cien. Las dos últimas seguidas con Olympiakos y la anterior con el eterno rival, Panathinaikos. Supongo que el año que viene, tras dos seguidos como Cenicienta, el Olympiakos ya será considerado favorito al título. Al mismo tiempo, en Murcia -lejos de Londres- José Ángel Antelo, uno de las promesas de la cantera madridista que se perdieron por el camino, sumaba 27 puntos y 16 rebotes para un 37 de valoración en el partidazo entre UCAM de Murcia y el Canarias que se resolvió por 111-108 tras una prórroga. La lesión de Westbrook no ha beneficiado a Serge Ibaka que ahora quiere asumir más responsabilidad con más tiros y lleva unos porcentajes malísimos como el 6 de 17 en la última derrota ante Memphis. La final esperada, reedición de la del año pasado entre Miami y Oklahoma se complica. Los Thunder no truenan ni deslumbran.

VARIOS:

Ver a Jaime de Marichalar y a su hijo Froilán en las gradas de la Caja Mágica viendo la final de Nadal ante Wawrinka es tan aterradora como las gafas de sol de la señora de Aznar, la Ana Botella, los bailecitos de la ‘grácil’ Serena Williams o el extraño trofeo que apenas pudo morder Nadal como ganador, una especie de cetro o de espada partida por la mitad. Sergio García y Tiger Woods no se llevan bien. No me extraña. Los dos me parecen muy suyos. En el trofeo donde se han quitado la careta y han mostrado su enemistad, The Players Championship, es el que más dinero reparte para el ganador, dos millones de dólares. Con ese dinerito me retiraba. Rafa Valls, 18 en la general del Giro. Carmen Jordá, 20º en GP3 en Montmeló. Cuando estar entre los veinte primeros es una proeza. Eddy Merckx dice que Wiggins baja como una niña. ‘El caníbal’ sigue devorando a sus rivales desde el sofá de su casa. Con tres grandes premios, el Mundial de Fórmula 1 ya es cosa de tres. Y porque Raikkonen está inspirado desde su regreso. Kimi dice que no mereció ganar y que no le importa que la gente no le tenga en cuenta para el título. Después se pidió un polo. Lobato dice lo mal que lo habrá pasado Arturo Mas con el himno de España. Alonso paseó una bandera española en su vuelta de celebración que no se donde la encontró pues en las gradas no se veía ninguna y no por nada sino porque un 70% de los espectadores en Montmeló eran extranjeros. Lástima lo de Héctor Barberà, se formó en Alcoy, pero no quiso que Xavi siguiese tutelándole y por ahí va pegando y recibiendo tortas de su, supongo ya, exnovia.

FUTBOL:

Más que el título del Barça -el 22, el dorsal de Abi-, me quedo con que Mark Van Bommel juega su último partido como profesional… y acaba expulsado. A eso se llama despedirse por todo lo alto. Siempre ha sido un leñero hasta su último aliento. Supongo de De Jong habrá tomado nota. El Wigan del catalán Bob Martínez gana al City en el FA Cup con miles de millones de libras de diferencia entre ellos y está en el abismo del descenso a 4 puntos de salvarse. No me veo yo al Deportivo o al Celta de este año ganando la Copa del Rey. Tiago dice que el At. de Madrid tiene un 5% de posibilidades de ganar ese torneo ante el Madrid. Muchas veo yo. La afición y Sanchis dice que Pepe sería el recambio idóneo de Varane en la final. Qué poco conocen a Mou. Abidal lo tiene difícil para renovar. Jawai se lesiona del todo tras arriesgar en la semifinal ante el Madrid y tampoco seguirá. A eso se llama cuidar las formas. Messi también peca de egoismo. Cara de pocos amigos de pensar que no podrá superar sus 50 goles y por quedarse con 46 -45 para otros. Alguien debería decirle que ha ganado una liga. Xavi lleva ya siete. Gento doce. Lo del Madrid de aquellos años, increíble. El gol que marcó Gabi sí es un autogol y no el que marcó Amorebieta cuando el balón ya entraba tras disparo de Messi por lo de 46 o 45. En el trofeo Miguel Muñoz, muy hábiles. Tras toda la temporada Tito por delante de Mou, Mou pasa a ser primero aunque con un partido más. Igual todavía gana. Pepe podría darle el trofeo. O Iker, o Cristiano, o Ramos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>