Gracias a mi tocayo por haber evitado el enésimo Clásico

Pedía horas antes del sorteo de Champions que mi tocayo recién elegido, Francisco I, intercediese para que, por lo que más quisiese, no volviese a producirse un Clásico, cada vez más clásico por las veces que se enfrentan cada temporada, y Madrid y Barça no se volviesen a ver las caras. Por ello escribo estas líneas para agradecérselo de forma encarecida. Se da la curiosa circunstancia de que tras los emparejamientos, Juve-Bayern, Málaga-Borussia, Madrid-Galatasaray y Barça-PSG, todo hace indicar que las semifinales podrían disputarlas dos equipos españoles y dos alemanes. Pero si sigo fiel a mi pronóstico y los alemanes no se cruzan entre si, sigo apostando por Bayern y Borussia como finalistas invadiendo Wembley -como determinado personajillo con bigotito hubiese deseado- dejando a Madrid y Barça en la cuneta de nuevo en semifinales. Todo ello siempre que Pirlo-Buffon, Isco-Santa Cruz, Sneijder-Drogba o Ibra-Moura no lo impidan -se da la curiosa circunstancia que los laterales de los dos equipos que tratarán de plantar cara a los dos grandes del fútbol español, Altintop y Maxwell, vistieron las camisetas de los rivales a los que se van enfrentar con más pena que gloria y ahora están siendo importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>