David Porras: “Mi gran objetivo se llama Huracán, no el ascenso”

IMG_0002David Porras. 39 años. Segunda etapa como primer entrenador del Alcoyano. Casi dos años como segundo de Paco López. Cinco partidos de liga regular de Segunda B y seis, míticos, de play-off en la temporada 2010-11, tras los que se logró el ascenso. Treinta partidos en Segunda División A en la 2011-12. Destituido de forma inesperada tras caer en Riazor. Y ahora ha vuelto. Ocho partidos por delante de los que ya ha disputado dos, Ontinyent, 3-0, y Olímpic, 0-0. Le quedan seis, solo dos en casa, Huracán, este domingo, y Orihuela, y cuatro fuera, Villarreal B, Valencia B, Espanyol B y Nàstic, más una jornada de descanso, la penúltima. 66 puntos el líder, L’Hospitalet, 64 el Hurácan, 62 Olímpic y 59 Levante B y Alcoyano, cuarto y quinto, con 18 en juego. No lo tiene tampoco nada fácil en esta segunda etapa el técnico de ‘milagro’, en especial cuando el listón de su anterior aventura hace justo dos años fue precisamente ese: el milagro.

David Porras es por ello que no quiere oir hablar de una posible nueva proeza, de volver a lograr el ascenso, “mi gran objetivo ahora se llama Huracán, que es próximo rival, este domingo. Un equipo que solo ha perdido dos partidos en lo que llevamos de temporada, el segundo justo la pasada semana ante el Villarreal B. Debemos ir partido a partido. Peleando cada choque como si fuese una final. Me he encontrado con una plantilla muy comprometida, muy unida y con ganas de hacer bien las cosas. Los dos primeros resultados han sido esperanzadores, aunque en Xàtiva nos hubiese gustado ganar. Estoy muy orgulloso del trabajo realizado por todo el equipo. En el vestuario estaban tocados por no haber sumado los tres puntos, lo que indica la ambición de este grupo de jugadores”.

David Porras recordaba que su fichaje fue tan rápido como inesperado, “estuve toda la mañana del domingo con mi mujer y mis hijos de excursión y me dejé el móvil en casa. Quería desconectar. Al volver vi varias llamadas perdidas del presidente Juan Serrano, de Toni Torres, de algún directivo y pensé que había pasado algo. De inmediato me puse en contacto con ellos y aunque cerramos el fichaje sobre la una de la madrugada, lo cierto es que las dos partes hicimos todo lo posible por llegar a un acuerdo. Por mi parte suponía todo un honor que desde la directiva del equipo de mi ciudad se volviese a contar conmigo. Para mi fue una sorpresa y una alegría a la vez”. No en vano al finalizar su primer partido, en la rueda de prensa posterior dijo que sentía como si nunca se hubiese ido de ese banquillo, “es cierto, me sentí como si el tiempo no hubiese pasado. Primero vi que no había mucho público, pero poco a poco el Collao empezó a llenarse y pronto vi a la gente enchufada. Con la expulsión de Julio de Díos vieron que podíamos pasar por un bache y empezaron a animarnos como siempre lo han hecho y ello fue muy importante. En estos dos partidos que nos quedan en casa, el apoyo del público va a ser muy importante igual que nos acompañen en los desplazamientos, como hicieron en Xàtiva, donde se les oyó animarnos de forma constante”.

David Porras quiere pasar página respecto a lo sucedido el año pasado pero aún así quiere dejar claro que “no hubo ningún motivo extradeportivo en mi destitución. Me llevaba y me llevo genial con toda la plantilla que componía aquel equipo y si se decidió buscar un revulsivo buscando otro técnico es algo muy habitual en el fútbol, con lo que los entrenadores sabemos que debemos vivir. Los resultados son los que nos reafirman o sentencian, nada más”. Buena muestra de ello es que al citar a nombres como los de Fernando Maestro o Diego Jiménez, dos de los capitanes de la pasada temporada, afirmaba mantener su buena relación con ellos, del mismo modo que ensalzaba la dedicación y la pasión por el Alcoyano del presidente Juan Serrano y del director deportivo, Toni Torres. Por último, defendía la labor de su hermano y segundo entrenador Sergio Porras, “es una persona que me ha ayudado mucho y que me va a seguir ayudando” y destacaba la implicación y el esfuerzo de David Torres los 94 minutos de cada partido y su sorpresa por el amor de Javi Lara por los colores blanquiazules, jugador que tuvo en su primera etapa con Paco López de técnico, ”quiere jugar en el Alcoyano siempre”.

Finalmente, confesó su pasión por la Premier League, “este verano estuve muy cerca de ir un par de semanas a ver cual era su método de trabajo, pero no pude por problemas familiares. Mi sueño sería en un futuro lejano entrenar en la Premier”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>